El Maximalismo llegó para quedarse: Tendencias London Design Festival

enero 2, 2018
|

Durante la pasada feria de Milán pudimos constatar de manera evidente que el minimalismo ha dado paso a una estética mucho más visual y provocadora: el maximalismo ha llegado. Less is a bore se ha convertido en la clave central de esta tendencia, con influencias artísticas que van desde el art decó de los años 30 al eclecticismo de los años 60 y 70. Los diseñadores apuestan por el uso de materiales lujosos, texturas y diseños visualmente atractivos y a la vez provocativos.

Vamos a repasar como se ha manifestado esta tendencia, sin duda la It trend del año, con varios ejemplos recogidos durante el London Design Festival y que hemos recopilado en nuestro Informe de Tendencias London Design Week 2017.

Con la intención de romper con la estética minimalista tan arraigada estos últimos años, encontramos cada vez más proyectos de interiorismo en los que la abundancia es clave y el componente decorativo toma especial relevancia. Los diseñadores encuentran en el maximalismo una oportunidad para experimentar con colores bold, texturas y estampados de lo más eclécticos. Vemos interiores en los que se mezclan estilos y épocas, lo que nos dice que los gustos están cambiando.

(Un)Comfort Zone de Dimore Studio. Exhibición, compuesta por 5 habitaciones diseñadas para hedonistas.

Encontramos proyectos con un estilo old-fashioned muy glamuroso y elegante, en los que destacan los tapizados de terciopelo, los colores intensos y el uso de complementos de metal y piedras a modo de joyería. Un ejemplo claro que pudimos ver durante la feria fue la recreación por parte de Bert Frank de un hall de hotel puro estilo art decó.

Hotel Bert Frank.
Izquierda: Tamasine Osher Design. Derecha: Colección Olinda de Carlos Faira para Bow & Arrow.

Dentro de esta tendencia de more is more destaca especialmente el sector de la iluminación. Se buscan nuevos materiales, formas y estructuras para proyectar la luz. A través de diseños escultóricos, de la complejidad del material y de las nuevas técnicas de fabricación utilizadas se evidencia ese interés creciente por el maximalismo.

Izquierda: Fleur de kaolin de Designheure. Derecha: Luminous Reflection de Tord Boontje para Swarovski.

El resurgimiento del estilo Memphis también ha propiciado este movimiento maximalista, con el uso de formas geométricas, colores primarios, estampados a rayas… Lo pudimos ver en la instalación inflable de la diseñadora Camille Walala, en la que sin duda conseguía evadirte de la realidad a través de sus colores brillantes y formas divertidas.

Villa Walala de Camille Walala.
Izquierda: Villa Walala de Camille Walala. Derecha: Getaways de Turkish Ceramics.

El maximalismo se convierte en un vía de escape del ambiente político-social que vivimos actualmente, es en definitiva una distracción hermosa y al mismo tiempo, una manera de revivir el lado más expresivo del diseño.

Consulta el informe completo de Tendencias London Design Week 2017.

« Anterior Siguiente »

Últimos posts