Tendencias en diseño de producto: co-creación y big data

abril 26, 2017
| |
Mk

Si bien la co-creación no es un fenómeno nuevo, sigue siendo un fenómeno prácticamente desconocido dentro de la estrategia de los fabricantes de producto. Otro caso bien distinto es el sector de servicios, que con mayor o menor éxito, llevan años introduciendo tanto metodologías que les permiten mejorar la user experience como la participación de sus clientes en la definición de su oferta.

En el caso productivo, más allá del clásico ejemplo de las zapatillas Nike customizables en cuanto a color y acabados, poco se ha avanzado desde entonces. Lo cierto es que introducir a los usuarios dentro del proceso de diseño no es sencillo. Para empezar hay que definir la manera en la que los usuarios toman su papel dentro del sistema, lo segundo y más complicado averiguar como los diferentes procesos productivos se adaptarán para que cada cliente pueda customizar a su gusto el producto final.

Mientras esperamos a que la gran revolución de las tecnologías de impresión 3D llegue, un número cada vez mayor de empresas han optado por exprimir la capacidad del big data -y también del small data– de proporcionar información relevante en los procesos de diseño de productos. Se trata de un camino intermedio, pero que avanza en el sentido en que los inputs de información para la toma de decisiones de producto no responden únicamente a demandas comerciales y datos de venta, sino también a gustos y preferencias expresadas por los usuarios.

La empresa de ropa Target colabora con la plataforma de contenidos de moda online Who What Wear para el diseño de una colección basada en datos editoriales extraídas de la primera. La plataforma, especializada en tendencias de moda y outfits de personajes famosos, proporciona datos a la primera sobre las fotografías más visitadas. La información cuantitativa se cruza también con otra cualitativa proporcionada por los comentarios de los lectores en dicha fotografía como también por los expertos que colaboran en la plataforma. “Se trata de una estrategia que mezcla arte y ciencia. Combinamos nuestras habilidades para detectar tendencias con los datos de nuestra audiencia”, explica Katherine Power, co-fundadora de Clique Media Group, empresa editorial detrás de Who What Wear.

En otro sector bien distinto, la plataforma Lifesum utiliza su app para recoger información nutricional de más de 30.000 usuarios de la misma en Londres para diseñar un zumo que aporte los nutrientes que les faltan en su dieta diaria, en este caso vitamina E, zinc y tiamina.

La misma estrategia ha seguido para crear una gama de productos especialmente pensada para los habitantes de Los Angeles en Estados Unidos.

En un escenario en el que cabe vez tenemos a nuestro alcance más datos las decisiones de producto de las empresas deben estar basadas en el análisis de toda la información que sea capaz de extraer, tanto en sus plataformas propias como de terceros. Aunque los datos por si solos no sirven de nada, es necesario interpretarlos y contextualizarlos, a la vez que aplicamos la información de tendencias necesaria.

« Anterior Siguiente »

Pepa Casado D’Amato

Soy cofundadora de Futurea y responsable de la investigación de tendencias. Anteriormente lideré el Observatorio de Tendencias del Hábitat. Además soy periodista freelance especializada en diseño y cultura para medios internacionales.

Últimos posts