Ergonomic experimentalists

octubre 12, 2021
|

Aunque el mobiliario de oficina ergonómico lleva un tiempo ganando adeptos, ahora los diseñadores se centran más en actividades específicas para aliviar la tensión, como los estiramientos y el equilibrio.

Foto: Paeoneaus Stool de H-O-TT

A medida que el hogar se convierte en un centro de todas las actividades diarias, los consumidores buscan y seleccionan más concienzudamente los productos de los que se rodean.

La pandemia ha transformado las casas en despachos, poniendo a prueba la ergonomía de asientos que antes se usaban durante periodos cortos, ahora convertidos en sillas de oficina para sentarse durante horas. En los primeros meses de encierro aumentaron en 2.484% en las búsquedas de “sillas de oficina ergonómicas”, junto con un crecimiento del 942% en las búsquedas de “escritorios plegables” (fuente: Argos). La ergonomía entra con más fuerza en los espacios domésticos, y aparecen diseños que ofrecen posturas variables y diferentes modos de uso del asiento gracias a sus características ajustables.

“No hay una posición fija [de sentarse en una silla], sino una multitud de posturas diferentes. Una buena silla se convierte en parte de ti, te viste”, Konstantin Grcic, diseñador.

 

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas actualmente es cómo encontrar una manera de fomentar el espíritu de equipo y animar al personal a interactuar. Para incitar a la comunicación entre las personas que pasan por un edificio de oficinas, hacen falta zonas que despierten la curiosidad y sean atractivas a largo plazo. Por eso, el estudio de diseño RSW ha desarrollado el asiento “Sitzbock“, que permite una variedad de posturas diferentes en los espacios informales de las oficinas.

En lugar de venir dado por la silla, BeYou, del estudio Lancelot, se transforma para que cada uno se siente cómodamente en la posición que le parezca realmente más adecuada.

Igual que al dormir, el cuerpo da vueltas y busca la forma cómoda aún en ese estado de inconsciencia. Los creadores de la silla pretenden lo mismo con BeYou, y que sea el cuerpo el que diga de forma natural cuándo es el momento de cambiar de posición.

La silla Roll es la creación del estudio valenciano Mut para Sancal que parece no estar ahí porque “son unas sillas que parecen otra cosa” como comenta Alberto, su creador. 

Una estética sencilla para un producto de alta carga conceptual, que reduce la forma convencional de una silla a dos elementos básicos: tubos de acero y almohadas cilíndricas para respaldo y asiento. “Es un asiento conceptual que permite elegir la forma en la que uno desea sentarse”. 

La colección Furfit del estudio de diseño H-O-TT presenta cinco formas en las que los muebles pueden servir como equipamiento de gimnasio.

Las patas de las mesas se convierten en mancuernas y los taburetes en barras para hacer flexiones. Proponiendo cinco formas de fusionar los aparatos de gimnasia habituales con los muebles, Furfit pretende expandir los beneficios de los entrenamientos en casa a todos aquellos que viven en espacios reducidos o confinados.

« Anterior

Últimos posts