Flower Therapy

marzo 16, 2022
|

Ahora que los consumidores recurren al mundo natural como una forma de mejorar su bienestar, las marcas ya están explorando los beneficios de uno de sus elementos clave: las flores.

Foto: Lissova Craft

La naturaleza siempre ha jugado un papel fundamental en la mejora del bienestar, pero últimamente está alcanzando nuevas proporciones. De hecho, los tratamientos alternativos, como la ecoterapia, están en auge, mientras que los principales institutos de salud están invirtiendo en la prescripción de servicios ecológicos. En los últimos años, se ha puesto de manifiesto que la exposición regular a la naturaleza, con beneficios que van desde mayores niveles de satisfacción vital y menos estrés hasta la disminución de la presión arterial y el ritmo cardíaco.

Sin embargo, durante la pandemia, el acceso a los espacios verdes abiertos fue limitado, posiblemente en el momento en que más se necesitaba. Para recuperar la conexión con la naturaleza, surgieron numerosos pasatiempos alternativos que proporcionaban una sensación similar de calma y satisfacción. Una investigación de GlobalData revela que en el Reino Unido la jardinería se convirtió en la segunda actividad más popular durante el encierro, mientras que los arreglos florales y la floristería se convirtieron en la nueva «meditación».

Las flores y la jardinería son un hobby que perdurará más allá de la pandemia y que las marcas de belleza y bienestar ya se hacen eco de ello, informando de sus propiedades para introducir en el mercado productos como suplementos, bebidas saludables, cosméticos y cuidado de la piel.

La marca de suplementos Flomacy utiliza esencias florales para ayudar a las personas a superar las malas emociones. Sus gotas florales, aptas hasta para las mascotas, están formuladas para disipar emociones negativas como la ansiedad y la frustración. Por ejemplo, la flor Olea Europaea se utiliza en el remedio Calm para ayudar a las personas a recuperarse del agotamiento físico, especialmente después de una enfermedad.

Las marcas están aprovechando los múltiples beneficios de las flores a través de productos innovadores que revalorizan las cualidades medicinales de estas. Una de ellas es la marca de cosméticos Florasis, que se basa en antiguas prácticas chinas para crear productos de maquillaje que mejoran la salud. La marca ofrece productos como bases de maquillaje, pintalabios y sombras de ojos, y los enriquece con flores y extractos de hierbas que ayudan a la salud de la piel.

La diseñadora Angéline Behr quiere democratizar la terapia con su proyecto Imaginary Flower Therapy. A través de una guía visual, explora la idea de que los arreglos florales pueden ayudar a combatir el estrés, destacando diversas plantas y flores que pueden alterar el estado mental de las personas. El libro está diseñado para facilitar el acceso a la información sobre una selección de especies de plantas con múltiples poderes curativos.

El estudio de diseño gráfico Osk Studios explora cómo ayudar a las personas a comprender mejor sus sentimientos. Su proyecto conceptual, Mood Blossom, propone un nuevo método para comunicar las emociones frente a las insufribles visualizaciones de datos de las aplicaciones de salud. Mood Blossom presenta una flor generada por la IA que cambia de forma y color en respuesta a los comentarios del usuario sobre su estado de ánimo actual.

« Anterior Siguiente »

Últimos posts