Playful Interiors

marzo 30, 2022
|

En relación con el afán de escapismo y deseo de diversión, abundancia y capricho, los interiores se rejuvenecen con diseños coloridos que energizar la mente, el cuerpo y el alma. El poder del diseño para levantar el ánimo e incitar a la positividad.

Una sensación de diversión, abundancia y optimismo está surgiendo en el diseño de interiores. Las marcas y los diseñadores juegan con las formas, los colores y los patrones para crear un estilo ecléctico, combinando piezas que suponen un acento de color en interiores y un uso lúdico de los colores primarios. 

El auge de un nuevo enfoque maximalista del color difumina los límites entre lo real y lo digital. Diseños que celebran la creatividad y la libertad se derivan de la expresión digital, pero con reminiscencias al mundo natural, de manera recargada. Lo manual y artesano se mezcla con lo virtual y hecho por ordenador, dando un enfoque vibrante a la artesanía y el reciclaje, movimientos que van a ver su auge en los próximos años. 

Un nuevo optimismo se está construyendo. Los espacios y las experiencias, animados por la oportunidad de un nuevo comienzo y formas de hacer están adquiriendo ese nuevo sentido de la alegría y esperanza, renovados tras la depresión y letargo pandémicos. En 2022 los consumidores anhelarán liberarse a través del escapismo y la euforia, y buscarán diseños y experiencias que lo permitan.

La firma portuguesa Malabar presenta el sillón Galatea. Un diseño asimétrico compuesto por dos pies diferentes, una esfera de mármol y una forma rectangular de madera de nogal y que se inspira directamente en el cuadro Galatea de Salvador Dalí, donde las esferas en movimiento formaban la cara de su mujer y enseñando al espectador a jugar con lo que ven sus ojos a simple vista.  

Kinnarps ha transformado un simple taburete en una colección de piezas expresivas gracias a su gama de colores, que hace que sean aún más alegres cuando se apilan juntos.

La reciente colaboración del fabricante de baldosas Bert & May con la marca de pintura Little Greene juega al color block en un evidente guiño al estilo de Memphis de los años 80.

Rotganzen, un colectivo artístico con sede en Holanda, transforma objetos comunes en diseños radicales, como sus bolas de discoteca fundidas Tiny Dancer. La vitrahaus entre otros ya cuentan con su bola disco de la marca y su cuenta de instagram es toda una oda a la fiesta y al juego. 

« Anterior

Últimos posts