Primitivism

agosto 9, 2021
|

La introspección y la soledad se vuelven cool rodeandose de espacios asépticos pero cosy, donde las interacciones sociales pasan a un segundo plano y se busca minimizar los estímulos para centrarse en uno mismo.

Foto: Anne Holtrop Studio

La ansiedad de la inmediatez que prima en las sociedades modernas y la cantidad de estímulos que una persona recibe al dia están promoviendo el rápido cambio hacia formas de vida antiguas y casi hasta primitivas, que reduzcan al mínimo el impacto que la globalización descarga sobre el día a día. En este contexto, las personas recalibran sus prioridades, reduciendo la velocidad y buscando experiencias más sencillas pero con mayor significado para volver a encontrar la satisfacción en lo cotidiano. 

Una tendencia que reivindica las formas cavernosas y acabados toscos y que recupera técnicas artesanas con nuevas tecnologías de fabricación está surgiendo. Las texturas del barro y la tierra son fundamentales dentro de esta clave, así como las paletas de color terracota, propuestas cromáticas cálidas y rústicas.

Nuevos materiales como el micelio con nuevas estéticas y narrativas materiales comienzan a coger fuerza y convierten en defecto en un efecto perseguido, poniendo en valor también la sostenibilidad del producto.

Axel Vervoordt

The Third Sense es la lámpara de la estudiante de la University of East London Melissa Mustafa como proyecto del curso de diseño de interiores. La lámpara está hecha de yeso, cobre y diversos componentes eléctricos y sus formas redondeadas dan la sensación de un objeto blando y comfy pese a la dureza de su material exterior.

Child Studio ha diseñado una casa imaginaria junto al mar llamada “Casa Plenaire”, un refugio de fantasía para el verano que busca la relajación y la contemplación de una vida sin estrés y que abraza el slow-living. Concebido como una colaboración con la marca británica de skincare sostenible Plenaire, el proyecto juega con las ideas de bienestar, evasión y conexión con la naturaleza.

Baño de la vivienda en Poblenou, m-i-r-a, España.

Fabricadas a mano en Grasse, la capital mundial de la perfumería, las velas AMEN son creadas a partir de la orientación de gurús de todo el mundo para presentar siete fragancias que ayudan a alinear los siete chakras, permitiendo un equilibrio de mente, cuerpo y alma. El propósito de AMEN es poder compartir además la conciencia en torno a las alternativas biodegradables al plástico e introducir el packaging de Micelio AMEN de las velas de la marca.

« Anterior Siguiente »

Últimos posts