The city green revolution

agosto 2, 2021
|

“No podemos seguir diseñando ciudades y edificios como si nada hubiera pasado”, en palabras del arquitecto Vicente Guallart. La regeneración de las ciudades empieza tras esta crisis mundial y un éxodo hacia las zonas rurales y más verdes parece el hito que marcará el 2021.

Foto: Fæltby by Henning Larsen

Durante la crisis sanitaria del coronavirus el modelo de ciudad ha sufrido una crisis profunda. Los habitantes se replantean el atractivo de los grandes centros urbanos en favor de zonas periurbanas y núcleos más pequeños de población. Paralelamente las ciudades exploran nuevos modelos como la ciudad de 15 minutos en el caso de París, que asegura el acceso a servicios mínimos a un máximo de este tiempo, o los 5 minutos caminando que son necesarios en Vancouver para llegar a una zona verde.

 

La edificación y la construcción son responsables del 39% de las emisiones mundiales de carbono (fuente: World Green Building Council), hecho que ha generado una conciencia en el sector sobre la necesidad de apostar por alternativas sostenibles, tanto en la fase de construcción, como en la vida útil de los espacios públicos. La priorización de las experiencias al aire libre están guiando la innovación y las inversiones en espacios públicos urbanos. Esto ha llevado a las ciudades a trabajar de la mano con estudios de ingeniería y arquitectos para crear nuevos espacios verdes donde no los hay. Una búsqueda de regeneración urbana que asegure el acceso a la naturaleza a todos los habitantes.

 

La revolución urbana pasará por avanzar en la utopía de la ciudad autosuficiente, capaz de generar incluso más energía de la que consumo, pasando de un impacto neutro a un impacto positivo.

En Copenhague, una planta incineradora de residuos se convierte en una pista de esquí. CopenHill es la colina artificial de esquí al aire libre más alta del mundo y el nuevo punto de referencia de la capital danesa.

El prototipo de ‘parkipielago’ del Studio Fokstrot plantea un archipiélago de pequeñas islas artificiales que sirvan de espacios de relax para los habitantes de Copenhague.

Proyecto Mitosis de GG-loop y Arup, Amsterdam. Siguiendo principios de diseño biofílico para crear un sistema constructivo apilable adecuado al clima, lugar y residentes.  Los materiales de origen biológico, como CLT (cross-laminated timber), garantizan que las estructuras resultantes produzcan más energía de la que consumen.

Little Island, de iniciativa privada, es un proyecto de parque sobre el río Hudson de Nueva York proyectado por Heatherwick Studio. El objetivo es ampliar las zonas verdes de la ciudad y crear un espacio cultural nuevo.

The Urban Village Project de Space10, un proyecto de ciudad del futuro basada en dos pilares: la comunidad y la sostenibilidad. Viviendas flexibles y organización de todos los servicios esenciales dentro del propio complejo residencial. Fotografía: EFFEKT Architects para SPACE10.

« Anterior Siguiente »

Últimos posts